El PSOE no se puede abstener ni votar a favor ni de Rajoy ni de otra candidatura del PP

Hace un mes de las elecciones y estamos casi igual que antes. La izquierda ha perdido parte de su apoyo pero la derecha por sí misma tampoco llega a una mayoría suficiente en el caso de que los demás partidos voten en contra de Rajoy. Vamos q los que provocaron las segundas elecciones han hecho un pan como unas hostias.

Él PSOE ha sacado el peor resultado de su historia. Inasumible aunque sea mejor de lo que decían las encuestas, sobre todo por haber evitado el tan temido sorpasso de Unidos Podemos.

Sin embargo, pese a haberse quedado en 85 diputados, la gobernabilidad del país parece que pasa por el PSOE. Hay una presión importante para que esto se traduzca o en votar a Rajoy o en abstenerse o incluso en la estrafalaria idea de que algunos se ausenten. Forma parte de la situación diabólica que se vive en el PSOE, tanto interna como externamente.

Frente a esas opciones, en mi opinión sólo tiene un camino votar, el de votar en contra de cualquier candidato del PP. Por diversas razones:

Por ética. No se puede facilitar el Gobierno a un partido que ha hecho de la corrupción la forma de gobernar; tal y como están señalando los Tribunales de justicia en el único caso de la democracia española. Ni a un partido que se ha dedicado a obstaculizar la lucha contra la corrupción propia, que no ha proporcionado medíos suficientes y ha destrozado la estructura anterior para erradicarla y que han mentido reiteradamente al respecto. Y tampoco a una persona que sale en los papeles de Barcenas como perceptor de rentas irregulares. Con esto sería suficiente, pero hay más.

Por los valores que se defienden. El PP es un partido muy de derechas y el PSOE de izquierdas. No se puede facilitar el Gobierno a quien se ha especializado en el recorte de derechos sociales; en reducir la hucha de las pensiones; en impulsar medidas que favorecen la evasión fiscal; en limitar derechos civiles; de no actuar lo suficiente contra la violencia de género; en reducir la salud pública y privada; en crear un modelo educativo desastroso o en elevar tanto las matrículas;  quien es, en definitiva el principal responsable de la situación catalana por interponer el recurso contra el Estatut o no querer dialogar con  las autoridades de la Generalitat. Aceptar hoy al PP en el Gobierno nos haría corresponsables de todo lo anterior.

Por la autonomía del proyecto. Sí, el PSOE lleva años con el sambenito del PPSOE que se puso de moda tras la reforma constitucional del artículo 135. Facilitar la mayoría del PP conduciría para siempre a esta equiparación con un coste fortísimo para el PSOE (sin coste para el PP que asume que tiene un comodín), cuestionaría los Gobiernos locales y autonómicos de progreso y haría muy difícil la recuperación de unos votantes que tradicionalmente le han apoyado y que ahora optan o por otros partidos -Podemos especialmente- o a la abstención. Invito a los que recuerdan tanto el ser un “partido de gobierno” a que vean la situación del SPD en Alemania después de facilitar la presidencia de Merkel o lo ocurrido con el PASOK en Grecia.

Por la propia eficacia del Gobierno. Gobernar no es repartir sillas sino acordar políticas. Con programas diferentes no se pueden acordar los presupuestos generales del Estado, ni modificar leyes esenciales. Las dificultades que pone el PP para abrir el proceso de reforma constitucional muestra la imposibilidad de llegar a cualquier punto de aproximación. Pensemos en la respuesta al requerimiento europeo sobre el déficit que Rajoy aceptó y que el PSOE rechazó que pudieran suponer más recortes. Sería un Gobierno sin mayoría, que no podría gobernar, ni aprobar presupuestos y ni siquiera recurrir al Decreto Ley.

Se podrá decir que entonces iremos a unas terceras elecciones. O no. Por dos razones: o o bien porque otros pueden asumir esa responsabilidad debido auna mayor cercanía ideológica o o bien porque, si eso falla, habría que explorar otras posibilidades de un acuerdo plural sobre bases mínimas en las que sí hay acuerdo y con una estructura flexible.

Que es complicado no lo duda nadie. Que haya que negociar de otra forma tampoco. Y que todos tienen que hacer un esfuerzo también.

Pero nadie ha dicho que Gobernar o llegar a un acuerdo de Gobierno sea fácil.

El ejemplo de la estructura que se montó en Alemania (y a la que en España no se ha llegado ni de lejos) fruto de la desconfianza recíproca entre Merkel y Schroeder -que no era inferior a algunas de las que existen en la actualidad entre nosotros- es la prueba mejor de lo que se está diciendo. Y de lo que aguantaron ambos para llegar al acuerdo, que contrasta con la facilidad que algunos tienen para levantarse de una mesa.

10 Replies to “El PSOE no se puede abstener ni votar a favor ni de Rajoy ni de otra candidatura del PP”

  1. francisco

    Es posible que a los votantes del PP no les importe tener un Gobierno corrupto. Pero estoy seguro que a los votantes del PSOE y de Ciudadanos sí. A los de Podemos también, aunque éste Partido tuviera otras prioridades. Y por eso no creo que deban apoyar a Rajoy. Estamos a un paso de convertir la corrupción en algo sistémico para España, en la medida que el Gobierno marca el ejemplo a seguir para el resto de cargos políticos, funcionarios, contratistas y demás. Las astillas volverán por sus fueros, al igual que las comisiones por tramitar licencias, etc. etc. Existen muchos países donde la coima, la mordida, la tangente, etc. es la moneda corriente en la Administración. ¿alguien cree que bendecir la corrupción puede ayudar a la recuperación de la economía y del empleo?

  2. francisco

    Es posible que a los votantes del PP no les importe tener un Gobierno corrupto. Pero estoy seguro que a los votantes del PSOE y de Ciudadanos sí. A los de Podemos también, aunque éste Partido tuviera otras prioridades. Y por eso no creo que deban apoyar a Rajoy. Estamos a un paso de convertir la corrupción en algo sistémico para España, en la medida que el Gobierno marca el ejemplo a seguir para el resto de cargos políticos, funcionarios, contratistas y demás. Las astillas volverán por sus fueros, al igual que las comisiones por tramitar licencias, etc. etc. Existen muchos países donde la coima, la mordida, la tangente, etc. es la moneda corriente en la Administración. ¿alguien cree que bendecir la corrupción puede ayudar a la recuperación de la economía y del empleo?

  3. José María Mateos

    Yo tampoco creo que deban apoyar al PP ni por activa ni por pasiva, yo creo que lo ideal es que haya terceras elecciones y ya si, que el PP saque mayoría absoluta y nos ahorramos todas estas payasadas directamente.

    Si es lo que la izquierda parece que quiera!

  4. José María Mateos

    Yo tampoco creo que deban apoyar al PP ni por activa ni por pasiva, yo creo que lo ideal es que haya terceras elecciones y ya si, que el PP saque mayoría absoluta y nos ahorramos todas estas payasadas directamente.

    Si es lo que la izquierda parece que quiera!

Comments are closed.