Elección y funciones de la Mesa del Congreso

El primer acto de la nueva Legislatura es la elección de la Mesa del Congreso y del Senado. Un acto que tiene una importancia real y al mismo tiempo simbólica, ya que refleja las sensiblidades y posibles tendencias a acuerdos en el Congreso. Vayamos por partes.

La Mesa del Congreso es el órgano rector de la Cámara -que no órgano de gobierno- y ostenta la representación colegiada de ésta en los actos a que asista. Está compuesta por 9 miembros: la Presidencia, 4 Vicepresidencias y 4 Secretarías.

¿Cómo se elige la Mesa del Congreso?

Se vota en primer lugar la Presidencia, para lo cual se exige mayoría absoluta en primera votación, y si no se obtuviera, se realizará una segunda votación entre los dos candidatos con mayor numero de votos. En este caso, es suficiente la mayoría simple. En segundo lugar, se eligen conjuntamente las 4 Vicepresidencias, para lo cual cada diputado elige a uno para cada una de las 4 en juego y salen elegidos los 4 con más votos) y para las Secretarías se utilizará el mismo procedimiento. Precisamente por ello, es relevante el acuerdo PP-Ciudadanos que permitirá mantener a los segundos una presencia en la Mesa que, de otra forma, no tendría garantizada.

En este sentido, resulta paradójico que, si resultara triunfante el pacto PP-Ciudadanos para la Mesa del Congreso, dos partidos que tienen 169 diputados sobre los 350 obtengan 5 de los 9 miembros de la Mesa del Congreso. Y de igual manera, que PSOE (85 diputados) y Podemos (71 diputados) tengan el mismo número de representantes que Ciudadanos (32 diputados). De hecho, por el número de diputados, a Ciudadanos no le correspondería ningún representante en la mesa de la cámara ya que no llega siquiera al 10% de los diputados en el Congreso. Y de igual manera, se puede señalar la pérdida de oportunidad para la izquierda por no ser capaces de llegar a un acuerdo en una dirección equivalente.

¿Cuál es la función que le corresponde a la Mesa del Congreso en cuanto órgano rector del Congreso de los Diputados?

Para el desarrollo de la actividad parlamentaria, no es el órgano más importante, ya que las dos funciones esenciales son la de calificación de escritos (y decidir sobre su admisibilidad) y decidir la tramitación de todos los escritos y documentos de índole parlamentaria, de acuerdo con las normas establecidas en este Reglamento. Pese a su importancia, que no voy a negar, son actos en la mayor parte de los supuestos debidos y en ella dispone del apoyo de los letrados de las Cortes.

Posiblemente el acto de mayor importancia, sobre todo en los supuestos en los que no está claro, es el de la decisión sobre los Grupos Parlamentarios que hay en el Parlamento. En esta ocasión nos encontraremos con dos puntos de conflicto: el nuevo grupo catalán del heredero de Convergencia Democrática de Cataluña (que parece que es objeto de negociación con el PP), y el de cada una de las confluencias que se presentaron en coalición con Podemos. Las reglas del artículo 24 del Reglamento del Congreso de los Diputados servirán para tomar una decisión.

A mi juicio, el órgano más importante para la ordenación del trabajo en el Congreso de los Diputados es la Junta de Portavoces; que reúne, como su propio nombre indica, a los Portavoces de los Grupos Parlamentarios. Acaso esto explique también la falta de oposición por el PP a que el Partido de los Demócratas de Cataluña tenga Grupo Parlamentario propio.

¿Qué funciones esenciales tiene la Junta de Portavoces?

Fija el Orden del Día, de acuerdo con el Presidente del Congreso y decide sobre las comparecencias de los miembros del Gobierno y sobre la creación de las comisiones de investigación.

¿Qué regla de adopción de acuerdos hay en la Junta de Portavoces?

De acuerdo con el artículo 39.4 del Reglamento del Congreso: “las decisiones de la Junta de Portavoces se adoptarán siempre en función del criterio de voto ponderado”; esto es, cada representante tiene el peso relativo del número de diputados que se hayan integrado en la cámara.

En España, a diferencia de lo que ocurre en Alemania, no hay ninguna regla de protección de las minorías. Explicado de forma sencilla, dado que la Junta de Portavoces es la que decide el orden del día y las comparecencias de los miembros del Gobierno (incluido el Presidente), tiene la capacidad de denegarlas cuando resulte molesta.

O dicho de otro modo, el partido que apoya al Gobierno decide cuando se le controla de la forma más intensa. En la legislatura 2011/15 los datos son elocuentes: los Ministros comparecen en el Parlamento aproximadamente un 25% de las ocasiones en que se solicita. El que más comparece lo hace sólo en el 56% y la que menos un 6%; de acuerdo con los datos publicados. Una de las que menos compareció fue Ana Pastor, candidata a presidir el Congreso en función del acuerdo PP-Ciudadanos.

Si hubiera voluntad de cambiar el Reglamento del Congreso de los Diputados este sería un punto de modificación obligatoria. La regla alemana a la que antes hacía referencia es clara: si lo pide un 25% de los diputados hay obligación de que se abra una comisión de investigación o de que comparezca un miembro del Gobierno. Es un elemento esencial para tener un control eficaz del Gobierno por el Parlamento.