Cuchillo, de Jo Nesbø

Cuchillo, de Jo Nesbø

  • Título: Cuchillo (Harry Hole 12)
  • Autor: Jo Nesbo
  • Traductora: Lotte Katrine Tolleben  
  • Sello: RESERVOIR BOOKS
  • Fecha publicación: 10/2019
  • Idioma: Español
  • Formato, páginas: eBook, 560
  • ISBN: 9788417910006
  • Colección: Roja Y Negra
 

Cuchillo, de Jo Nesbø

Un arma homicida simple, un cuchillo, vertebra una novela compleja, un puzzle en tres actos que da respuesta al asesinato de Rakel, la pareja intermitente de Harry Hole. Un asesinato que trunca la expectativa recíproca de volver a estar juntos.

Una novela que juega al despiste, de numerosas pistas que se van cerrando y que, sin embargo, encuentran su justificación en el previo al desenlace final de la novela. Una novela sobre la razón de ser y las limitaciones del estado de derecho en el esclarecimiento de un crimen, resuelto por conductos no oficiales y en medio de la lucha entre dos cuerpos policiales, uno de los cuales odia a Hole.

Pistas que conjugan la situación de los antiguos soldados en Afganistán e Iraq, Svein Feinn, aquél violador en serie atrapado por Hole que acaba de salir de la cárcel y el propio Hole que puede ser acusado en medio de sus borracheras de whisky Jim Bean. 

Como en toda novela de esta serie, Cuchillo es un libro también sobre la tristeza y autodestrucción del protagonista; al que vimos en circunstancias aún peores en Hong Kong de las que le sacó un personaje relevante de nuevo aquí, Kaja Solness (y que apareció antes en El leopardo (octava entrega de la serie Harry Hole)). Porque en el fondo también es un libro sobre cómo surge alguien en la vida de una persona que puede encubrir (porque el dolor de la muerte no se olvida, está siempre ahí, pase el tiempo que pase) la profunda tristeza que tiene Hole. 

Hole es un personaje duro, desagradable en muchas ocasiones pero que resulta tremendamente atractivo para los que seguimos esta serie de novelas que va por su 12 a entrega. Y ésta es una novela muy dura con el protagonista, nada de la complacencia y felicidad que había enLa sed (Harry Hole 11) o Policía (Harry Hole 10).

Es precisamente ese atractivo el que surge en el interior de los libros y que acaba desplegando la erotica del carisma, del antihéroe especialmente preparado para el puesto que ocupa y que no forma parte del sistema, con todos las dificultades que tiene ser un outsider. Un atractivo con consecuencias relevantes, no sólo en este libro -es una de sus claves- sino también para la próxima entrega, abierta en un aeropuerto.

La tramitación parlamentaria de la Ley de Contratos del Sector Público

La tramitación parlamentaria de la Ley de Contratos del Sector Público

La LCSP es la norma que más ha agitado el panorama jurídico público y administrativo en los últimos años. Una disposición larga, compleja, con muchos ámbitos de aplicación diferenciados y  que ha exigido un gran esfuerzo a entes del sector público y licitadores.

Conviene recordar algunos aspectos de su tramitación paralmentaria, que son los que se recogen en este artículo. Sobre todo porque ahora que parece que se abre la posibilidad de un nuevo gobierno, no sería malo pensar en la posibilidad de hacerle un lifting pronunciado, para lo cual no está de más conocer qué ocurrió en los días de la tramitación parlamentaria.

Pero, al mismo tiempo, no podemos olvidar que una de las tareas más acuciantes del nuevo Parlamento es la transposición de la Directiva 2014/25/UE del Parlamento y del Consejo, de 26 de febrero de 2014, relativa a la contratación por entidades que operan en los sectores del agua, la energía, los transportes y los servicios postales y por la que se deroga la Directiva 2004/17/CE, cuyo retraso está ocasionando una propuesta de multa al Reino de España de la Comisión Europea ha propuesto la imposición de una multa diaria a España de 123.928,64 euros. La cantidad a día de hoy asciende a más de 150 millones de euros. Una transposición relevante y urgente.

—————————————————

La tramitación parlamentaria de la Ley de Contratos del Sector Público. Revista Aragonesa de Administración Pública, I Nº Extra 18, 2018 (Ejemplar dedicado a: La Ley de Contratos del Sector Público), págs. 45-58

SUMARIO: I. PLANTEAMIENTO.– II. ESTA ES LA LEY DEL GOBIERNO DEL PARTIDO POPULAR.– III. UNA LEY CON UNA TRAMITACIÓN PREMIOSA.– IV. UNA LEY DESCONTEXTUALIZADA.– V. ES UNA NORMA POCO CUIDADA TÉCNICAMENTE.– VI. ES UNA NORMA QUE DEBIERA HABER IMPULSADO CAMBIOS EN OTRAS DISPOSICIONES.– VII. ES UNA LEY POCO RESPETUOSA CON LA DISTRIBUCIÓN DE COMPETENCIAS.– VIII. ES LA LEY MÁS ENMENDADA.– IX. ES UNA LEY CON UNA ORIENTACIÓN POLÍTICA DETERMINADA.– X. PESE A LO ANTERIOR, ES UNA LEY DE CONSENSO RELATIVO.

El articulo se puede descargar aquí:

 

 

La tramitación parlamentaria de la LCSP

La red púrpura, de Carmen Mola

La red púrpura, de Carmen Mola

Título: La red púrpura (Inspectora Elena Blanco 2)
Autor: Carmen Mola
Sello: ALFAGUARA
Fecha publicación: 04/2019
Idioma: Español

De nuevo llega al blog la reseña de un libro del colectivo Carmen Mola, el segundo y hasta ahora el último: La red púrpura. Un libro que está vinculado al anterior, La novia gitana, con el que comparte muchos elementos, y que componen el segundo eslabón de la serie de la Inspectora Blanco.

La trama que se puede contar es bien sencilla: el descubrimiento de un cadáver en Gran Canaria abre la puerta a una investigación sobre una red que opera en internet produciendo espectáculos violentos cuya visualización requiere el desembolso de fuertes cantidades de dinero.

Es, inicialmente, una novela sobre un aspecto de la dark web: el intercambio de archivos que contienen escenas violentas. Escenas que se pueden ver en streaming y en videos con los que se trafica. Esa es la red púrpura, que aparece descrita de forma limitada en el libro. Pero a partir de ahí, es una novela sobre el juego, el turbio de los bajos fondos y el de los chalets de lujo en los alrededores de Madrid. Es una novela sobre menores secuestrados a los que se obliga a toda clase de comportamientos, incluso el asesinato. Aquí la imaginación y el conocimiento de la autora parecen mucho más desarrollados.

Aquí no hay exaltación de la violencia, como en la anterior. Hay violencia, sí, incluso podríamos decir que hay mucha violencia, pero el elemento central con el que juega la autora es el del sentimiento de los protagonistas y, en particular, como repercute en sus comportamientos. Es una novela sobre la tensión, sobre su generación y, sobre todo, sobre su gestión tanto desde la perspectiva de la policía como desde el criminal como la de las víctimas. De hecho, la escena final resolutoria del caso, sólo se explica desde una perspectiva sentimental.

No es, en definitiva, un libro en el que la autora se recree en la violencia, como hizo en las escenas de los gusanos barrenadores de La novia gitana, que tanto pudieron alterar a algunos lectores.

La autora se acerca a algunas tramas escandinavas que combinan la complejidad del caso y un drama personal profundo de quien protagoniza su esclarecimiento. La resolución del caso conlleva la resolución del gran conflicto de la protagonista, la inspectora Blanco. La solución que propone la autora, vista magistralmente en la serie de novelas de Jo Nesbø del comisario Harry Hole, que abre la puerta a una tercera entrega, en donde ella no dejará de tener una vinculación sentimental extrema con su trabajo. Un dato que no siempre resulta sencillo de gestionar.

Las segundas novelas son siempre más complejas que las primeras, sobre todo si han tenido un éxito rotundo como el que tuvo Molas con “La novia gitana”. Reto de calidad y de permanecer en el primer plano de los lectores. Podemos decir que ha superado el reto en “La red púrpura”. Un reto que debe mantener para siguientes entregas, ahora sin premura.

La novia gitana, de Carmen Mola

La novia gitana, de Carmen Mola

Hace unos años, una conocida pidió que se le recomendaran novelas negras escritas por mujeres cuyo protagonista fuera también una mujer. Vinieron a la cabeza libros escritos por mujeres, como los de (la sobrevalorada) Camila Lackberg, Fred Vargas y su comisario Adamsberg, la poco conocida en España Karim Fossum (con su inspector Sajer), la exministra de Justicia de Noruega, Anne Holt que también tenía un protagonista masculino, Inger Johanne Vik o, en fin, Donna Leon y su Comissario Brunetti.

Sólo se daba la doble coincidencia a la que aludía al comienzo Asa Larsson que creó a la abogada/investigadora Rebecka Martinsson; en el de las novelas de la bonaerense Florencia Etxeves que creó a la agente Manuela Pelari o en la comisaria Klementyna Kopp de la novelista polaca  Katarzyna Puzynska. No son muchos los casos.

 En “La novia gitana” de Carmen Mola se daría esta circunstancia, ya que la protagonista es la Inspectora Elena Blanco. La primera sorpresa que depara el libro es que quien lo haya escrito lo ha publicado con pseudónimo y hasta ahora sólo sabemos que ha escrito una excelente novela.

Excelente, sí. Para mí un libro renovador en novela negra. No es un mero libro sobre crímenes que hay que resolver. Es algo más, algo más de la brutalidad de la violencia que se despliega a lo largo del libro.

Una obra que aúna los tópicos sobre los gitanos y sus comportamientos y tradiciones, la pederastia; una religión más antigua que el cristianismo cuyos ritos son incorporados para unos crímenes brutales; manipulaciones de pruebas por la policía, errores judiciales, y elementos relativamente novedosos, como el Deep web y los snuff movies; o la utilización de gusanos barrenadores como vehículo para el crimen. Una novela en la que aparece el alzeihmer como elemento que distorsiona la investigación.

Una inspectora amante del sexo en todoterrenos, la grappa italiana y el karaoke que está atenazada por un drama familiar es la que ha de intentar resolver el crimen de las hermanas gitanas; crímenes en los que se envuelve más de la cuenta. Crímenes que le acaban conectando con su drama personal.

Es una novela que no está hecha para espíritus sensibles. La recreación de la violencia sólo recuerda las novelas de Pierre Lamaitre y es una constante a lo largo de todo el libro. Bien traída pero brutal. Pero por encima de la violencia aparente, la de los crímenes, hay dramas personales profundos que condicionan toda la resolución del caso.

Caso resuelto pero que nos conecta con la siguiente novela, “La red púrpura”.

No cerramos en agosto, de Eduard Palomares

No cerramos en agosto, de Eduard Palomares

    • Título: No cerramos en agosto
    • Autor: Eduard Palmares 
    • ISBN9788417007812
    • Última ediciónJunio, 2019
    • Páginas 250
    • Idioma: Castellano
    • Formato12,5 x 20cm
    • Editorial: Los libros del asteroide

Una novela que encontré por casualidad en una librería y que me ha gustado mucho. No cerramos en agosto, de Eduard Palomeras, cuenta una historia peculiar. Un hombre aparece en el mes de agosto en una agencia de detectives alarmado por la desaparición de su mujer. Sólo dejó una carta con algo extraño: el uso de la palabra cariño, que no era usual entre ellos.

Frente a la orden de la dueña de la agencia de no aceptar ningún caso en verano, ya que sólo quería mantener el despacho abierto por razones de imagen, Jordi Viassalo, un millenial, que ha sido reclutado como becario y cobrando 200€ por mes, lo ve como la ocasión para reivindicarse y quedarse fijo en la empresa. Entre el impulso de la juventud, el desconocimiento de cómo hacer las cosas, el empuje de Layla y la relación con Recasens, un viejo detective, va avanzando en la investigación hasta que…

Es una novela negra de ahora. De delitos económicos, vigilancia electrónica, uso del Facebook y demás redes sociales. Pero es una novela de antes, de crímenes a quemarropa, de líos amorosos, de detectives siniestros y de amistades. De hecho, bien se puede conectar con algunas de las de Eduardo Mendoza (las cuatro del detective anónimo), pero adaptada, también en la forma en que está escrita, a la Barcelona de 2019.

Y, sobre todo, es una novela de Barcelona, de los contrastes de una ciudad que vivió su gran transformación en 1992 (la Barcelona del trabajo de nuestro protagonista) y la Barcelona de siempre (donde vive el protagonista), la de las fiestas del mes de agosto, la que incluye las ricas viviendas de Pedralbes; la que se encuentra con alquileres por las nubes, con un exceso de turismo, la de las tascas de comida tradicional.

Es, en definitiva, una novela fresca, que atrapa al lector y de lectura muy fácil.

El autor, Eduard Palomeras, es periodista en El Periódico de Catalunya.

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: